PRINCIPIOS

Declaración de Principios.
Un currículum integrado e integral posibilita el desarrollo del máximo potencial en los alumnos a lo largo de su escolaridad, con aprendizajes duraderos y significativos.
Favorecemos el discernir y disentir respetuosamente, a reflexionar sobre el propio aprendizaje y a estimular la generación de respuestas creativas y personales.
Cada uno de nuestros alumnos son personas únicas, el respeto por su singularidad es un valor fundamental.
Creemos que la educación implica aprender a aprender, aprender a hacer, aprender a ser y aprender a convivir, como procesos que se continúan a lo largo de toda la vida.
Consideramos que la escuela debe interactuar con la sociedad, propiciando encuentros con individuos y organizaciones nacionales y del extranjero. Transmitimos la historia, cultura y valores judíos, como compromiso que se traduce en el quehacer cotidiano. Reconocemos la importancia del Estado de Israel, comprometidos con su realidad y manteniendo estrechos lazos con él. Formamos líderes para el futuro, siempre atentos a los cambios de la sociedad. La tecnología es transversal a la institución en todas sus áreas, y es responsabilidad del CEI propiciar espacios de reflexión acerca de la ciudadanía digital.
El compromiso social se practica con el desarrollo de proyectos solidarios con el objetivo de sensibilizar, concientizar e implicar en ellos a toda la comunidad educativa.
A partir del concepto de Tikún Olam, es nuestra responsabilidad el cuidado del medio ambiente, desarrollando políticas encaminadas a preservar el entorno y el fomento de actitudes que favorezcan el logro de estos fines.